Tamaño de departamentos en Santiago disminuye en los últimos años

Rate this post

Que los departamentos son cada vez más pequeños no es un misterio para nadie. Por ejemplo, en la actualidad las unidades de un dormitorio y un baño representan el 33% del mercado y estas viviendas no superan los 33 metros cuadrados en promedio. Esto último se ha disparado en los últimos 8 años en la comuna de Santiago. Hoy en día, este tipo de viviendas es un 17% de menor tamaño, que las que se registraban a principios de 2007 en el mismo sector.

De estos datos también se desprenden que los departamentos de dos dormitorios y un baño registran la caída más considerable, respecto a la oferta en dimensiones por metro cuadrado (-14%), seguido de los de un dormitorio y un baño (-8%) y de los de dos dormitorios y dos baños, junto con los de tres dormitorios y dos baños (-1%).

Por otro lado, los departamentos más pequeños son los que concentran la mayor parte de la oferta de la comuna con un total del 33% del mercado, cifra que ha aumentado en más de un 50% en los últimos 7 años, cuando esta cifraba recién ascendía hasta los 21%. La otra parte de la oferta se reparte entre los departamentos de dos dormitorios y dos baños, de tres dormitorios y dos baños, de dos dormitorios y un baño.

El interés que despiertan este tipo de viviendas también se puede ver reflejados en los tiempos de permanencia, en donde los de un dormitorio y un baño es menor que el promedio de la comuna (31 días), siendo publicada 25 días en el caso de la venta y sólo 14 si es un arriendo.

Disminuye el tamaño y aumenta la demanda

Los factores que influyen en el fenómeno que están experimentando este tipo de viviendas en la comuna de Santiago, se debe principalmente a dos motivos muy claros y precisos que ha definido el tipo de personas que viven en el sector. La comunidad no sólo de compone de familias y antiguos residentes y dueños de los cientos de locales que se pueden encontrar a toda el área, sino que las inmobiliarias han dado en el clavo ofreciendo este tipo de viviendas a profesionales jóvenes y estudiantes que buscan vivir una comuna lo más céntrico posible, con el objetivo de no tener que usar el transporte público y poder acceder a lo necesario lo más fácil y rápido posible.

Es decir, el tipo de arrendatario o comprador de estas viviendas de un dormitorio y un baño, son principalmente personas que se encuentran comenzando una etapa de vida imporante y que recién lograron salir de sus hogares para independizarse. De ahí que la demanda por este tipo de viviendas no disminuya y que la construcción y sus metros cuadros si haga una diferencia, con el objetivo de concentrar la mayor cantidad de departamentos en el edificio y así, más propietarios.