Cómo lograr vender tu casa

Rate this post

La venta de casas es un procedimiento complejo en el que hay que tener en cuenta muchas variables, pero si estás decidido a vender tu propiedad y hacerlo de la forma más satisfactoria, deberás tener en cuenta cada uno de los siguientes aspectos, teniendo en consideración estos datos respecto al tema.

El precio

Es lo primero y quizás lo más difícil de todo el asunto. La primera razón por la que fracasa una venta es por un precio poco realista. Para determinar el valor económico lo mejor es consultar el mercado y buscar opciones similares de casas en venta cercanas, comparar las bondades de ambas casas y hacer el ajuste que se considere importante en el precio.

Otra opción es acudir a profesionales inmobiliarios que saben bastante de cómo darle un valor a la casa y cómo acelerar su venta de la forma más conveniente. Esto puede ahorrar mucho tiempo. Si te decides a colocarle el precio, ten en cuenta que hay que ser objetivos en esto; no importa tanto el valor que personalmente le des a la casa como el valor que realmente puede tener para cualquier ciudadano común. Considera la época del año y la situación económica general de las personas al momento de fijar precio. Mantente abierto a las negociaciones.

El anuncio

El internet y los recursos multimedia ayudan mucho más que los simples anuncios en el periódico. Utiliza las mejores imágenes, empezando por la fachada en sus mejores condiciones, luego la sala, las habitaciones, y los demás espacios, haciendo mención mediante una buena descripción de las características especiales que diferencian esta propiedad del resto.

Usar videos, siempre y cuando se disponga de buena calidad para grabar, es muy recomendable. No olvides mostrar un poco la zona o hablar de las comodidades que implica vivir en ese lugar, si las hay.

venta de tu casa

La muestra y la negociación

Para cuando se de la cita con el primer posible comprador, lo más recomendable es que tengas la casa con un muy buen aspecto, y hayas realizado las reparaciones necesarias pensando en el valor agregado que le aporta a la propiedad. Empezando por la fachada del hogar, el sitio debe invitar al posible comprador a vivir allí.

No te olvides de acomodar los detalles de la pintura o posibles grietas en las paredes, o daños en cerraduras y ventanas; aunque son detalles, suelen dejar una mala marca emocional en el interesado, el cual al momento de la negociación será guiado más por sus emociones que por cualquier otra cosa. Un buen consejo es realizar una buena decoración. Durante la negociación no te rindas rápido ni descartes al posible comprador por recibir una primera mala oferta; prepara tus mejores argumentos sobre el valor de la propiedad y utilízalos amablemente, dale tiempo para pensar, y ten paciencia. Si tomas todos estos factores bien en cuenta, de seguro logras realizar la venta exitosamente.