Que tus hijos tengan dulces sueños

Rate this post

Más allá de que los niños tengan sus juguetes y artículos con los que se divierten en su habitación, más allá que sea el lugar donde estudian y comparten con sus amigos. La habitación es para los niños su guarida, esa zona de confort y seguridad donde pueden ser ellos mismos sin miedo a lo que digan los demás, es el lugar donde sueñan.

Los dormitorios infantiles no tienen que ser un cuarto más de la casa, y con esto nos referimos a que no tiene por qué seguir el mismo estilo de las demás salas. Esa habitación tiene que representar a su dueño, que si bien no tiene el derecho legal de esos metros cuadrados, es la parte de la casa que debe identificarlo y tener su huella.000

Es por esto que el dormitorio de un niño puede ser arreglado siguiendo sus gustos, por ejemplo, si a un niño le gustan los autos, perfectamente se le puede obsequiar una cama con cuatro ruedas o pintar un Ferrari en una de sus paredes. Las alternativas son incontables, pero siempre deben seguir los intereses de quien pernocta allí.

Para que los sueños sean dulces, es menester que el niño se sienta seguro a la hora de dormir, es por esto que la temática que puede seguir su dormitorio puede responder a su Súper Héroe favorito o con algo que lo fascine y le haga sentirse tranquilo.

Para lograr un buen resultado hay que entregar autonomía al niño a la hora de arreglar su dormitorio, siempre que no sea una idea fuera de lo normal. De esta manera el niño comenzara a sentirse original en una sociedad que valora mucho ese aspecto, y que desde el hogar entienda que somos todos bastante parecidos, pero que guardamos nuestros sueños personales.