5 consejos para elegir tu lavadora-secadora

Rate this post

Llego el otoño y por ende el sol deja de entregarnos un calor ideal para secar la ropa recién lavada, y bueno, hay que agregar que en general conviene poseer una lavadora que cuente con la función de secado, o como en el tema de este artículo: una lavadora-secadora.

No es necesariamente el déficit de sol la razón para conseguir una lavadora-secadora, muchas personas no cuentan con patios donde colgar la ropa húmeda, la gente que habita en departamentos es un excelente ejemplo.

alahaaaar

  1. Carga superior o frontal: elegir una de estos dos tipos de lavadoras-secadoras reduce la gama de opciones. Las lavadoras con carga superior son más económicas y se cargan con mayor facilidad; pero requieren mayor utilización de agua y el lavado no es tan eficiente como las de carga frontal.
  2. Visualiza tus dimensiones: tienes que prever cuál será el lugar en donde ubicarás tu lavadora-secadora, ya que muchas veces en el entusiasmo de llevar la mejor opción se olvidan estos detalles y termina siendo una mala compra.
  3. Lavadora compatible: otro aspecto de tu hogar que debes revisar, es el acoplamiento, puesto que existen secadoras que funcionan con salidas de gas y otras eléctricas.
  4.  Información: es conveniente que revises en internet las distintas funciones y facilidades de tu electrodoméstico, a que en la actualidad existen máquinas aún rústicas para los románticos del pasado y otras futuristas, que integran tecnología smart y puedes ser utilizadas remotamente gracias a wifi.
  5. Recoge testimonios: muchas veces nos dejamos confundir con el buen trabajo de los publicistas, pero lo recomendable es que también te orientes con experiencias de cercanos, y así puedas considerar calidad y precio en tu compra. Muchas veces los electrodomésticos de más alto precio no significan un buen funcionamiento obligado.