Archivo de la etiqueta: ambiente relajante

5 pasos para convertir tu dormitorio en un refugio relajante

Nuestro dormitorio debe ser un refugio de tranquilidad y paz, después de todo, es el ambiente de la casa que más nos acoge. Es por eso que necesita ser bien cuidado, aireado y decorado en la medida correcta, garantizando así noches de sueños y momentos buenos.

Si usted ha cambiado de colchón, compró una cama europea 2 plazas muy confortables y aún así no puede tomar el sueño de forma natural y placentera, tal vez el problema esté a su alrededor: colores fuertes, mucha luz y el hábito de usar aparatos electrónicos antes de dormir pueden estar perjudicando la calidad de su sueño.

Echa un vistazo a 5 pasos para convertir tu habitación en un refugio relajante:

Manténgase alejado de los electrónicos

Si usted quiere tener una buena noche de sueño el primer paso es desconectarse. Huye de la tentación de dar otra revisada más en las redes sociales y de dormir mientras ve la televisión.

Además de ayudar a calmar la mente, este simple cambio de hábito influenciará en la calidad de su sueño: estos aparatos emiten luces que confunden nuestro organismo y suprimen la producción de melatonina, hormona producida en la oscuridad que nos ayuda a dormir. Si apagar el celular no es una opción, por lo menos déjelo en otra habitación o en modo avión.

Colores que tranquilizan y traen paz

Si incluso con una cama europea 2 plazas esta siendo difícil sentirse tranquilo y dejar el sueño venir, tal vez el problema sean los colores.

Deje la base de la habitación libre de colores muy vibrantes e intensos, como el rojo y el naranja. Estas tonalidades conocidas como calientes tienen un efecto más estimulante.

Esto no quiere decir que para dormir bien tienes que estar en un ambiente totalmente blanco y aburrido. Elija tonos neutros o más fríos, como el beige, gris claro, azul y verde para los revestimientos y muebles y deje los colores más densos sólo en los accesorios.

Cama hecha para el sueño

La cama debe ser el lugar más acogedor de la casa, asociada sólo al acto de dormir (una vez más, nada de quedarse en el celular, tablet o viendo televisión en la cama).

Elija sábanas, colchas y mantas que tengan una textura suave al tacto y cuiden muy bien de esas piezas. No exagere en la cantidad de capas o almohadillas sobre ella para dejar la rutina más práctica. A los más desordenados, a arreglar la cama todos los días es un hábito muy importante, que inspira cuidado y cariño en su nido más precioso. Después de todo, nada mejor que llegar a casa al final del día y acostarse en una cama cómoda y acogedora.

Iluminación correcta

Como ya hablamos aquí, la luz demasiado fuerte entorpece a la hora del sueño, pero la habitación también necesita ser utilizada durante el día. Una buena solución es apostar en el buen y viejo interruptor que nos permita controlar la intensidad de la luz producida por la lámpara.

Otra buena idea es invertir en iluminación indirecta, como lámparas,  o incluso cintas de LED instaladas en la carpintería.

Organice

Marie Kondo,una especialista japonesa en organización tiene como una de sus premisas la práctica de donar todo lo que no necesitas. Es decir, hay que descartar lo que no nos traiga alegría o que no tenga más utilidad.

Los demás objetos en la habitación no son nada prácticos, tampoco necesarios. Cuanto más piezas acumulamos en ese ambiente, mayor es su posibilidad de convertirse en un lugar desordenado y poco reconfortante. Bueno, como la idea es expulsar el estrés a la hora de dormir, intente ser más minimalista, con pocos accesorios, pero significativos.