¿Qué bienes asegurar en el hogar?

Rate this post

Cada bien que adquirimos con esfuerzo merece estar asegurado. No queremos perder lo que con tanto sacrificio hemos conseguido. A veces, también sucede que hemos heredado algo de nuestros antepasados que posee un valor tanto material como sentimental, pero aun así, aunque no volvamos a recuperarlo en caso de incendio o robo, queremos al menos obtener una compensación por esa pérdida. En casos como estos, cuando tenemos objetos valiosos para nosotros, surge la oportunidad de plantearnos la posibilidad de contratar un seguro. Pero, ¿qué bienes debiera asegurar dentro de mi hogar?

Primero que todo, debemos tener en cuenta que para contratar un seguro que cubra pérdidas de bienes en el hogar, éstos deben cumplir con ciertas características, como por ejemplo, ser un objeto tangible, o estar expuesto a perderse por robo o destrucción accidental. Generalmente, las personas contratan este tipo de seguros porque consideran que están propensas a robos o a accidentes de índole natural. Otras simplemente lo hacen para asegurarse de no perder sus objetos valiosos, aunque su barrio no corra peligros de este tipo. En el fondo, uno nunca sabe.

Los bienes que podrían correr riesgo y que deberías asegurar dentro de tu hogar son, por ejemplo, obras de arte (pinturas, esculturas y otros), joyas, vehículos (autos, embarcaciones, etc), la propiedad en sí, así como también objetos de uso cotidiano como televisores, computadores, electrodomésticos y muebles en general. El monto del seguro evidentemente dependerá del precio de lo que asegures, y la cobertura además estará determinada por el tipo de servicio contratado (existen seguros que cubren la totalidad del valor de la pérdida, mientras que hay otros que cubren cierto porcentaje. Esto dependerá de la compañía que uno escoja y sus ofertas).

Podemos asegurar estos objetos de posibles inundaciones, incendios, y otros fenómenos de carácter accidental, así como también de atracos. La idea es que, al contratar un servicio como éste, los bienes en tu hogar queden protegidos, para de esta forma tener la tranquilidad del respaldo que brinda un seguro para el hogar.