Perfección en verano

Rate this post

Muchos hablan y hablan de la perfección. Por ejemplo, un enamorado se desgasta en adulaciones para mantener conquistada a su chica y le dice, reiteradamente que es perfecta. A veces es culpa de los buenos modales: “este plato está perfecto”, “ese pantalón nuevo te queda perfecto”. Pero a qué nos referimos realmente cuando nos referimos a la perfección (¿?).
Persona pierden sus vidas intentando dar con la perfección. Otro, realizan incansablemente viajes alrededor del mundo, persiguiendo algo que tal vez se encuentra más cerca de lo que ellos piensan.
Bueno, en estas pocas palabras le revelaré cual es la perfección, y es que la perfección es más simple, siempre distinta, pero siempre perenne también. Cómo conciliar esta contradicción, probablemente se preguntarán ustedes. Pues bien, la perfección responde a los contextos, para graficar un poco más esta idea: una taza de café en invierno, un momento romántico en primavera, una novela existencial en otoño y, ya que nos encontramos en verano, una cerveza helada en verano.
Los publicistas lo saben y es por eso que en sus comerciales, maquiavélicos e incluso llegando a ser un tanto sádicos, nos presentan la imagen de la cerveza más helada del mundo y en muchas ocasiones al lado de bellas mujeres y modelos musculosos. ¿El paraíso?, probablemente para muchos. Pero quedémosnos con la idea de la cerveza gélida, allí una pequeña muestra de la perfección en un mundo lleno de errores.
Pero hay que poner acento en que debe estar helada, pues de ser lo contrario, pasamos de la cielo al infierno en menos de un santiamén. Es por esto que si tú buscas la perfección en este mundo, en el presente. Definitivamente deberás contar un buen sistema de enfriamiento, para alcanzar la perfección en una humilde botella de 330 c.c, o en una lata de las mismas dimensiones, la refrigeración es fundamental.
cerve