Cómo iluminar la cocina

Además de la belleza causada por el poder de la luz, en la cocina la iluminación va mucho más allá de un detalle estético, pues es ella la que ayudará a la limpieza correcta de los utensilios y en la preparación de los alimentos.

Iluminando por Zonas

Cada pedazo de la cocina merece una atención especial y cuanto más iluminada, mejor. No importa si es una cocina amplia o pequeña, los efectos de luces hacen que los objetos y el entorno alrededor parezca diferente.

En general, la cocina se divide en tres zonas: de lavado, de culinaria y de almacenamiento. Algunas son dos en una, es decir, cocina y comedor, en este caso la división de zonas es otra.

Zona de Cocina: La más importante de las tres zonas, ya que es en esta zona que la preparación de los alimentos es hecha. En este punto la iluminación debe ser con luz directa y lámparas fluorescentes blancas para no calentar el ambiente.

Zona de Almacenamiento: Local donde se encuentra el refrigerador, armarios y frutales. En este caso la luz no necesita ser directa ni excesiva, pudiendo ser de menor intensidad.

Zona de Lavado: Aquí la iluminación puede ser indirecta, pero opte siempre por lámparas blancas que dejan el ambiente más claro.

Diferentes tipos de iluminación

Iluminación general: es la iluminación que rodea todo el ambiente, pudiendo ser de un solo punto o por apliques de luces en el techo y paredes.

Cuando surge de un solo punto el mismo debe tener algo que permita la colocación de varias lámparas para dejar el ambiente más claro. Este tipo de iluminación en general es más económico, ya que las lámparas pueden ser de baja intensidad.

Iluminación puntual: Es la luz aplicada en un lugar particular como, por ejemplo, una mesa, en la bancada, sobre la cocina. Considerada una luz suplementaria, que ilumina un punto dejando el resto del ambiente en la sombra.

Iluminación Decorativa: ideal para destacar un elemento decorativo como una obra maestra o una escultura. Puede colocarse en estantes y tabiques.

En la cocina se puede utilizar para iluminar piezas decorativas como vajilla de porcelana y platos decorativos. La iluminación da un aire cálido dentro de los armarios y es decorativo.

Iluminación funcional: ideal para residencias en ambientes como cocina, baño, lavandería, pasillos y otros ambientes. No tiene función decorativa, pero tras seguridad y comodidad.