¿Cómo mantener la casa más fresca en los meses de verano?

Rate this post

Antes de que existiera la  tecnología para enfriar los espacios mediante dispositivos eléctricos, los arquitectos y diseñadores debieron recurrir a su ingenio para lograr mantener la temperatura a niveles soportables tanto para el invierno como para el verano, por lo mismo desarrollaron varias técnicas para controlar la temperatura sin necesidad de electricidad, entre ellas: la ventilación natural. A continuación, algunos ejemplos para mantener tu hogar más fresco durante los meses de verano:

Posición de la casa en verano

Si tienes la oportunidad de elegir la dirección o ubicación de la casa, la recomendación es hacerlo teniendo en cuenta el comportamiento del viento en el área y ubicar la mayor cantidad de ventanas hacia ese sector para dejar entrar las corrientes de aire y que refresquen el ambiente.

Ventanas en paredes opuestas

La arquitectura antigua presente en  lugares calurosos del mundo nos ha enseñado a crear corrientes de aire naturalmente. Para lograr este efecto de deben realizar ventanas altas a cada lado de la habitación para formar una corriente de aire. De no ser posible situar ventanas en paredes opuestas, también se pueden colocar en paredes adyacentes, aunque la corriente de aire será menor.

El efecto acumulativo

Otra forma de aumentar y facilitar la ventilación natural de tu casa es la técnica del efecto acumulativo. Esta consiste en concentrar el aire caliente en la parte superior de la casa y luego dejándolo salir, mediante un agujero ubicado en la parte alta de la casa en conjunto con uno ubicado en la parte de abajo. De esta manera, el aire que entre desde abajo empujará al aire tibio de más arriba. Para lograrle se puede hacer una pequeña torre de ventilación, aunque también se puede lograr mediante un traga luz que se pueda abrir o una ventana en el lugar más alto de la casa.

9-hogar-pag-9