Aprende a renovar tus sillas con mosaicos

Rate this post

Los mosaicos siempre nos encantan, cada vez que veo muebles o espejos con esta técnica me digo: ¡Tengo que aprenderla ya! En esta ocasión utilizaremos nuevos trucos para darle vida a un grupo de sillas viejas y maltratadas, que imita la técnica del mosaico, pero mucho más fácil y barato. Para ello necesitarás los siguientes materiales:

–         Un par de tijeras

–         Una lija

–         Una brocha

–          Una silla

–          Papel volantín de colores a tu elección

–          Pintura a elección

–          Cola fría

–          Maskintape

–          Elegir un diseño o dibujo

 El proceso

Lo primero es lijar bien toda la silla con una lija fina para madera, luego de lijar retira el polvillo que haya salido con un trozo de género húmedo o mojado para que el polvo se adhiera mejor. Una vez que hayas quitado el polvo, prepara un poco de pintura de un color a elección para cubrir la silla recién lijada, para obtener mejores resultados, recomendamos aplicar dos manos de pintura. Para darle un toque moderno puedes elegir dos colores para darle más vida y un cambio drástico al mueble, a la silla en este caso. Pinta patas y respaldo, pero no pintes el asiento, porque allí estará nuestro mosaico.

42-mosaico-pag42

Por mientras esperas que la pintura se seque sobre la silla, puedes empezar la segunda parte del proceso, esta consiste en cortar en cuadrados pequeños, de 1×1 cm el papel volantín que elegiste, debes tener en la precaución de elegir los colores correctos para rellenar tu dibujo. Luego puedes calcar o dibujar directamente sobre el asiento de la silla.

Por último, esparce cola sobre el asiento de la silla y rellena el dibujo con los recortes cuadrados de papel volantín, mezclando colores de tonos parecidos, para dar la impresión que es un bello mosaico. Pasa otra capa sobre el papel para fijarlo al diseño.