Cortinas para el hogar

¿Qué cortinas para el hogar son las más adecuadas?

Rate this post

Uno de los elementos fundamentales para toda clase de decoraciones son las cortinas para el hogar, de ellas dependen que los muebles y pisos no tengan una carencia en cuanto a imagen y color, ya que la luz que los golpea en ocasiones termina por disminuir el impacto que estos pueden tener en cuanto a la apariencia de las habitaciones.

No solo eso, sino que al filtrar la luz del exterior, se logran diversos efectos, como son disimular algunos defectos propios del deterioro de las construcciones o realzar la vista hacia afuera, así como evitar que el exceso de luz solar estropee los materiales de los que está hecho el mobiliario.

Es por esto que se debe definir muy bien qué cortina se va a utilizar y cuál estilo será el que mejor se adecue al ambiente que queremos tener en las habitaciones, una mala opción puede ser muy perjudicial para fines funcionales y decorativos.

Tipos y diseños de cortinas para el hogar

  • Cortinas traslúcidasRoller: se trata de un panel de tela con un rodillo, que permite tanto pueda enrollar y desenrollar la cortina mediante un cordón.
  • En barrales: mediante cabezales y argollas, se coloca un barral que se disimula con unas tapas.
  • De rieles: cuando hay poco espacio entre ventana y techo para un barral, esta cortina es conveniente, ya que se abre y cierra mediante cuerdas o bastones laterales, además de estar compuesta por un riel y guías deslizantes.
  • Romanas: es un panel de tela que se pliega de forma vertical, como un acordeón, gracias a una serie de varillas horizontales que van dentro de la tela.
  • Visillos: láminas de tela que permiten la entrada de luz, aunque también dificultan la visión hacia el exterior, se sujetan mediante unos dobladillos por los que pasan dos varillas metálicas sujetas a la ventana.
  • Con tensores: si la tela es delgada, este sistema es ideal, ya que solo la sostiene un cable de acero mediante ganchos o argollas, sin necesidad de muchas decoraciones.

Una vez elegido el sistema de soporte, hay que ver el tema decorativo, donde podemos elegir cortinas oscuras si lo que queremos es un espacio que se vea más pequeño, o bien claras para que exista más amplitud; también, si entra mucho sol, las cortinas para el hogar gruesas pueden proteger bien los muebles, mientras que donde no hay tanta luz, unas traslúcidas son perfectas.