Requisitos para un crédito hipotecario

Todo lo necesario para que elijas tu crédito hipotecario

Rate this post

El momento de la independencia es crucial en la vida de toda persona. Si ya cuentas con un trabajo estable, tienes tus propios ingresos y has decidido volar del nido de tus padres, lo más probable es que empieces a soñar con la obtención de tu propia vivienda, ya se casa o departamento.

Para lograr este anhelado sueño, lo más probable es que debas recurrir a un crédito hipotecario para lo cual debes estar informado y saber lo que te espera tanto en la tramitación como en la implementación y posterior pago de éste.

Ahora bien, antes de hacer cualquier movimiento, es importante que tengas en cuenta los requisitos del crédito hipotecario, qué es lo mínimo que debes hacer, los documentos a tener, así como las condiciones que presenta cada opción de crédito y de esa manera, sepas cuál es el que más te conviene solicitar.

Por ejemplo, algunas dudas que se pueden presentar en este proceso de elección del crédito es el tipo de tasa que debes elegir. Estas son: tasa fija o mixta, y además debes determinar el plazo para pagar el crédito, por lo cual es necesario cotizar en varias entidades antes de decidirse por un préstamo hipotecario.

Recomendaciones para el crédito

Crédito para la vivienda

Lo ideal es que no te guíes solo por las tasas de intereses bajas, algo que hoy está ocurriendo bastante, ya que otros gastos como el seguro, estudio de títulos e inscripción en el Conservador de Bienes Raíces influirán obviamente en el costo final.

En lo que respecta al tipo de tasa a elegir, ésta depende de muchos factores y ambas disponibles tienen sus ventajas y desventajas. Por eso, debes considerar que la institución que te ofrece la tasa más baja no siempre será la más conveniente.

¿A qué se debe esto? Principalmente a que posteriormente podría aumentar el interés fijo en el resto del plazo, tras una tasa fija en un primer período. En cuanto a las tasas mixtas, el dividendo varía en el transcurso del crédito y por lo general, el lapso en que se mantiene la tasa fija es por los primeros cinco años. Esto quiere decir que los créditos se manejan con las dos tasas, la fija, principalmente para los primeros años, y la variable para los años restantes.

Al hablar de plazos, esto depende de cada persona y su realidad económica, pero hay que saber que un dividendo más bajo siempre irá con un plazo más largo, por lo que en el caso de aquellos que se complican con los pagos, quizás sea mejor una inversión a largo plazo, para que no existan problemas por falta de liquidez en un momento dado, de acuerdo al economista de la Universidad Andrés Bello, Víctor Valenzuela.

Además, lo que debas pedir como crédito hipotecario dependerá de lo que tengas ahorrado para la compra de la propiedad. Un opción es sólo juntar el dinero para gastos notariales y la otra es reunir lo más que puedas para la compra y luego pedir el crédito por una cantidad menor.

Recuerda tener en mente los requisitos del crédito hipotecario, así como cotizar los servicios de cada entidad bancaria antes de decidir, estamos hablando de una manera de obtener una vivienda y en esos casos, la rigurosidad debe primar.