Consejos para comprar una vivienda

Rate this post

dv1996007La casa propia es el sueño de toda familia y para hacer de ese sueño una realidad todo es válido, es por eso que miles personas acuden año a año a las entidades bancarias y financieras a solicitar un crédito hipotecario que les permita adquirir una vivienda nueva o usada, reparar la que tienen o construir en un sitio propio.

Si es su caso, para que el dinero del crédito hipotecario sea bien aprovechado debe hacer una buena elección, comprar una propiedad firme, que valga lo que paga por ella. Cuando se trata de casas o departamentos nuevos, lo mejor es asesorarse con un experto en topografía y arquitectura para que le oriente respecto de las especificaciones técnicas que posee la propiedad, que se cumplan a cabalidad con lo estipulado en el contrato de compra.

Suele ocurrir que, por no informarse adecuadamente y no revisar la propiedad antes de firmar el recibo conforme, las empresas entregan algo muy diferente a lo prometido y por lo cual el comprador se inclinó por dicho proyecto. Considerando que un crédito hipotecario es una deuda que deberá cubrir durante muchas años, décadas, los propietarios tienen derecho a exigir que se cumplan los plazos de entrega y las características del entorno que ofreció la inmobiliaria, tales como espacios verdes y de esparcimiento.

El Servicio Nacional del Consumidor establece que la empresa debe cumplir con todos y cada uno de los aspectos señalados en la publicidad y en contratos que haya firmado con los compradores. Esto incluye además los precios que se han publicado en los anuncios, si se promocionan viviendas desde determinado precio y no hay opciones que cumplan con esta cualidad, se debe hacer el reporte respectivo a la autoridad.

En definitiva, todo lo que aparezca en la publicidad del proyecto debe ser respetado como si estuviera en el contrato escrito. Por lo que si la inmobiliaria te promete quinchos o zonas verdes deben estar, más aún cuando decides comprar en verde. Por lo que si por a,b o c motivo te das cuenta que la vivienda no es lo que te prometieron y lo que finalmente compraste puedes recurrir a instancias mayores como el Sernac.

En el caso de las viviendas usadas los cuidados recaen totalmente sobre el comprador, él debe solicitar los estudios de terreno y edificación pertinentes para asegurarse que la casa o departamento que comprará con su crédito hipotecario, es lo que busca y de esta manera pueda determinar con anticipación si ésta requiere de alguna inversión futura.

En este caso, también es importante que veas las paredes, el papel mural, el piso y la humedad que se genera en la vivienda, ya que es justamente en estos aspectos en donde deberás desembolsar grandes cantidades de dinero.