Vinagre: tu mejor aliado para la limpieza del horno

Rate this post

La cocina es, probablemente, uno de los lugares por donde más se transita en el hogar. Las personas y alimentos circulan con frecuencia a diario y es el horno uno de los más afectados ante las complicaciones que presenta su limpieza. Productos para ello existen por doquier, pero invertir en ellos no podría ser necesariamente lo más aconsejable, considerando que en la misma cocina podría estar la solución a su higienización.
Y es que el vinagre es un producto disponible en cualquier supermercado, el cual, por poco dinero, será de gran utilidad para tu aseo domiciliario, si particularmente quieres limpiar este electrodoméstico fácilmente y acabar con los gérmenes y bacterias en cuestión de segundos.

limpieza_hornoMira y aprende

Para cumplir con este objetivo, debes proveerte de una botella de vinagre blanco, agua, un frasco con pulverizador, una fuente y un paño.
Previo a la limpieza, debes retirar las bandejas y rejillas. Llena la fuente con agua y dos vasos de vinagre. Los utensilios que sacaste del horno, puedes sumergirlos en la fuente, por unos 15 minutos, para que así el producto disuelva la suciedad.
Por mientras, vierte un vaso de vinagre y un vaso de agua dentro del frasco con pulverizador y rocía la mezcla sobre las paredes del horno. Presta atención especial a los huecos más pequeños, donde tiende a acumularse una mayor cantidad de suciedad.
Con un paño húmedo retira los restos de vinagre y, junto con ello, las manchas y suciedad por completo. Enjuaga las rejillas y bandejas del horno con agua, las secas e instalas dentro.
El vinagre no sólo eliminará las manchas, sino que también cumple como desinfectante. En definitiva, un producto ideal para el aseo de tu domicilio.
Económico, fácil de preparar y sin ningún riesgo para la familia… ¡El vinagre es la mejor opción!