Sepa cómo elegir un calientacamas práctico y seguro

Rate this post

Lo más probable es que cada vez que te metes a tu fría cama durante los meses de otoño e invierno pasa por tu cabeza la idea de cómo conseguir un calientacamas, sobre todo, uno práctico y seguro. Debes saber que el mercado tiene una variedad de productos de esta línea que se adaptan a tus necesidades.

Lo primero a tomar en cuenta es que lo compres en un lugar establecido donde respeten la garantía ante cualquier desperfecto. Además, que cumplan con todos los estándares de calidad y seguridad que establece la ley. Procura que sea una manta lavable.

calientacamas_seguroPor su parte, depende del tamaño de la cama, existen en las versiones de 1 plaza, ideal para las habitaciones de los niños, y para camas matrimoniales en 2 plazas. A su vez, poco a poco han ido incorporando tecnología de bajo consumo energético y sistemas de protección que hacen que el dispositivo se apague completamente ante el contacto con un líquido. Es recomendable que el calientacamas que adquiera cuente con estas características.

Hay modelos con control regulador de temperatura de hasta siete niveles, pero el común de ellos ofrece dos; moderado e intenso. Por último, solicita al vendedor correspondiente información sobre los timer de apagado de los productos, ya que así no debes preocuparte y dormir con una temperatura agradable sin problemas.

Los precios van desde los $19.990 hasta los $59.990. Incluso, los de mayor valor están incorporando texturas mucho más suaves para complementar con la ropa de cama habitual. Los materiales que se pueden ver en los productos del mercado son la lana soft y el polyester estampado.

Algunas recomendaciones para el calientacamas

En tanto, no olvides la mantención del producto. No enredes el cable puesto que se puede sobre calentar o romper, con lo que fácilmente se podría provocar un corto circuito.