Lava y seca tu cabello sin dañarlo

Rate this post

¿Alguna vez se han preguntado si existe una forma correcta de lavarse el cabello? Personalmente, muchas veces he escuchado que la forma de lavar el cabello diariamente está mal y que incluso nunca se debería lavar todos los días, pues le quita los aceites y nutrientes naturales que el cabello necesita para crecer sano y no secarse demasiado.

A continuación, los pasos a seguir para el correcto lavado y secado del cabello sin dañarlo:

Preparativos y la elección del shampoo

Si es que acostumbras aplicarte algún tipo de fijador o crema para peinar, debes comenzar pasando una peineta para remover posibles residuos que queden en el pelo. En segundo lugar, debes tener cuidado con elegir un shampoo adecuando para tu cabello, que no tenga demasiada grasa, ni ingredientes dañinos como sal, colorantes o aromatizantes.

El lavado 25-lavado-y-secado-pag-25

Comienza mojando el cabello con agua tibia, ni muy fría ni  muy caliente. Luego aplica una cantidad pequeña de shampoo, para cabellos cortos y melenas medianas, una cantidad del tamaño de una avellana servirá. Si tienes el pelo más largo debes calcular la medida correcta que se ajuste a tu cabello. Luego reparte el producto por todo el pelo. Comienza a hacer espuma añadiendo un poco de agua y haciendo movimientos en forma de círculos por todo el cuero cabelludo con las yemas de los dedos, nunca utilices las uñas.

Enjuague

Una vez masajeado el cabello, enjuaga completamente el pelo con agua tibia. Es de suma importancia que no queden residuos de shampoo. Utiliza abundante agua y presiona el pelo con las manos quitar el agua.

Estimulación

Una vez que hayas quitado todos los residuos de shampoo, enjuaga una última vez con agua que esté lo más fría posible, esto ayudará a estimular la circulación sanguínea, logrando un cabello mucho más brillante y fuerte.