Claves para la limpieza de tus cerámicos

Rate this post

Es cierto. A veces resulta muy complicada la limpieza de cerámicas y sus juntas, sino no se cuenta con la experticia y los productos necesarios para ello. Y es que además de contar con un buen producto, contar con un método correcto para cumplir con este objetivo, es clave.
La frecuente revisión de cerámicas y sus uniones va a ayudarte a mantener la calidad del esmalte y el color natural sin permitir la formación de hongos, algo esencial si de aseo del hogar hablamos.
Ojo, que los productos de limpieza que contienen lavandina, son recomendados particularmente para blanquear este sector de baños y cocinas. Y nunca está de sobra recordarte seguir siempre las instrucciones de seguridad en la etiqueta y asegurarte de que éste sea apto para las superficies de tus cerámicas.
Ahora, bienvenido sea un cepillo de dientes en desuso, para así lograr una limpieza profunda.
limpieza_ceramicosA limpiar se ha dicho
Antes de empezar la limpieza, es necesario barrer profundamente las juntas y los cerámicos con una escoba, o pasar un paño seco sobre los azulejos de la pared. Este paso sirve para sacar el polvo acumulado y dejar las juntas al descubierto.
Posteriormente aplica el limpiador, proceso que, posiblemente, debas aplicar más de una vez y por toda la superficie. Debes asegurarte de cubrir cada grieta.
Una vez puesto el producto, debes dejarlo actuar durante30 minutos. Es decir, hasta que empiecen a aflojar las manchas.
Luego cepilla la superficie que operas para, finalmente, enjuagar el piso o la pared.
En caso de contar con manchas demasiado rebeldes, es probable que debas maniobra nuevamente con el mismo procedimiento, hasta que tus cerámicas, azulejos o juntas queden relucientes de limpias. En resumen, una buena forma de darle mayor color y luminosidad a tus baños y cocinas, con este sencillo método de aseo domiciliario.