Las diferencias entre un refrigerador No Frost y uno de Frío Directo

Woman thinkingLos dos sistemas de refrigeración más utilizados actualmente son el No Frost y el Frío Directo, que a pesar de ser muy diferentes entre sí, suelen ser bastante difícil de distinguir a la hora de comprar los refrigeradores. Pero en definitiva, ¿cuáles son esas diferencias?

Refrigeradores de Frío Directo
Suelen ser más económicos que los No Frost, ya que corresponden a una tecnología antigua, una que solía usarse en la elaboración de todos estos electrodomésticos años atrás antes de que los sistemas de refrigeración evolucionaran.
Requieren un proceso de deshielo manual, ya que poseen una forma de regular la temperatura que consiste en el enfriamiento de una placa interna, mediante emisión de gas. Esta pieza a es la encargada de expulsar aire frío directamente en el interior del aparato, logrando así generar la temperatura deseada. Este método produce que se junte mucha agua, la que cae en un recipiente, debe ser constantemente vaciado. Son bastante más económicos que sus variantes No Frost.

Refrigeradores No Frost
A diferencia del primero, este tipo de sistema de enfriamiento mantiene el interior del refrigerador a bajas temperaturas sin crear hielo, gracias a que emite frío mediante circulación de aire a través de paneles que recubren el aparato. La inclusión de un ventilador ayuda a descongelar inmediatamente y además a evitar la acumulación de humedad en el interior, previniendo así la descomposición prematura de los alimentos que son guardados por la exposición a la conocida “escarcha” que se suele acumular en los refrigeradores de Frío Directo.
Los refrigeradores No Frost, también se caracterizan por ser más amigables con el medio ambiente, ya que no emiten gases de invernadero y al ser tecnologías más modernas, tienen un menor consumo energético aun cuando el termostato esté configurado a muy bajas temperaturas.
Estas son las principales diferencias entre ambos tipos de refrigeradores, por lo que si decides adquirir uno de estos electrodomésticos en el mercado, ahora sabes cómo funcionan y cuál te conviene elegir.

Cómo administrar mejor los espacios comunes de la casa

espacios_casaGran parte de la vida en casa ocurre en los espacios comunes como el living. Ahí recibimos visitas, nos juntamos a compartir y a pasar el rato; por eso, queremos que se vea bien, organizado y práctico. Organiza estos espacios -por más pequeños que sean- con estas claves, para que se mantengan ordenados y acogedores.

Elige muebles de acuerdo al espacio disponible

Deja que los muebles se adapten al tamaño de tu hogar, no al revés. Aunque es cierto que puedes instalar un sillón grande o un televisor de 55 pulgadas en una habitación pequeña, harás que se vea desproporcionada. El balance en un cuarto es importante: si el living es grande, puedes ir por un conjunto de sillones y una mesa de centro grande que lo acompañe. Pero si el espacio es reducido, prefiere elementos más pequeños o que tengan más de una función, como una mesa con cajonera.

Concéntrate en un punto focal

Toda habitación necesita un punto más llamativo. Si la mirada se pierde apenas entramos, es porque hay algo mal: el cuarto está desordenado, saturado con objetos o le falta organización. Este punto focal puede ser un gran ventanal, un balcón, una chimenea o algún elemento, como una obra de arte, un televisor o una biblioteca. Una vez que lo identifiques, orienta el mobiliario hacia él y deshazte de los que sean innecesarios. ¿Para qué necesitas más espejos si tienes uno que llena la habitación?

Piensa verticalmente y aprovecha el espacio

El espacio rara vez es suficiente, por eso es importante que aprovechemos cada rincón. Y eso incluye al espacio vertical, al que podemos dar buen uso con repisas, clósets y muebles altos y angostos. Por ejemplo, puedes lucir las plantas en una repisa o colgarlas desde el techo, en lugar de tenerlas en el suelo. Esto te ahorrará espacio y atraerá la atención a las alturas, dando la sensación de que el cuarto es más grande.

Si a estos consejos de organización le sumas tu propio gusto y creatividad, podrás disfrutar de un living despejado, ordenado y agradable a la vista. ¡Manos a la obra!

5 ideas para decorar el living comedor

decorar_livingEl living comedor es uno de los espacios más importantes de un hogar. Es el que usamos para pasar tiempo en familia, comer y recibir a los invitados. Si te aburrió la forma en que se ve y tienes ganas de darle un nuevo aire, tendrás que decorarlo. A continuación revisa cinco ideas para que lo renueves y le saques provecho al espacio.

1. Elige una paleta de colores
Enfócate en una paleta de colores, así se verá más organizado y con mejor diseño. Opta por tonos fáciles de combinar, distintas tonalidades del mismo color o juégatela por el contraste. También puedes pensar en un motivo, como uno rústico con superficies de madera, colores tierra y verde.

2. Adorna tus paredes

Agregar arte y fotos a tus paredes le dará personalidad al espacio. Encuentra un buen marco y cuelga un cuadro que se vea bien y combine con tu paleta de colores. También puedes usar otros objetos, como discos de vinilo, mapas, banderines o plantas para darle un toque único.

3. Agrega una alfombra

Si te parece que tu living es plano y aburrido, una buena alfombra puede ser la solución. Especialmente si tiene un diseño y una textura interesante, que llame la atención y le entregue una nueva dimensión al espacio. Si no te atreves con una llamativa, opta por una delgada y acorde a tu paleta de colores.

4. Amplía el espacio con un espejo

Si el tamaño de la habitación es un impedimento, agrega un gran espejo para que la haga ver más espaciosa. Puedes aprovechar este elemento de forma inteligente colocando plantas o una lámpara frente a él, así se reflejará más verde o se verá más luminoso.

5. No descuides los detalles

Dicen que la magia está en los detalles y eso también cuenta en la decoración. Quizás a primera vista pasen desapercibidos, pero un cojín con bonito diseño, unas flores frescas, una lámpara nueva o el barnizado de un mueble antiguo, pueden darle un aire completamente nuevo a un espacio.

¡Prueba estas ideas y haz que tu living parezca de revista!

Muebles para aprovechar al máximo los espacios pequeños

crate and barrel ifestyle furnitureNo todos tienen el privilegio de vivir en una casa o un departamento amplio, especialmente en ciudades grandes. Estos espacios pueden ser difíciles de amoblar y mantener organizados, pero esto se puede solucionar si elegimos los muebles correctos. ¿Cómo lo hacemos?
Antes que nada, debemos estar muy conscientes del tamaño de nuestro espacio. Si vivimos en un departamento pequeño, no podemos optar por la pantalla plana más grande ni por un conjunto de sillones pensados para una casa espaciosa. Recuerda siempre que tu mobiliario es el que debe adaptarse al tamaño de tu hogar, no puede ser al revés… ¡menos es más!

Multiuso
Estos muebles ahorran espacio en forma muy práctica, ocupándose de más de un objetivo y comportándose como mobiliario dos en uno, o incluso tres en uno. No pienses que se ven mal, pues con la masificación de los departamentos pequeños, muchos diseñadores se dedicaron a crear los objetos ideales para amoblarlos.
Cualquiera que tenga almacenamiento escondido, como un sillón, una mesa de centro o una cama con cajones debajo. Un sofá cama, que se puede usar para recibir a invitados. Pisos y taburetes en lugar de pequeñas mesas y sillas extra.
Una cama funcional, que es como un camarote pero con otro mueble debajo. Puede ser una camarote-futón o con escritorio.

En altura
No pienses que se te acabó el espacio: arriba, por las murallas, sigues teniendo suficiente para organizar tus pertenencias. Puedes instalar repisas para guardar tus libros, artículos de cocina, plantas, el televisor o lo que quieras. Otra buena opción es adquirir muebles altos y angostos, que ocupen espacio vertical en lugar de horizontal y permitan almacenar distintos objetos.

Plegables
Si no lo puedes tener en tu sala, ¡mejor plegarlo y guardarlo! Este tipo de objetos están hechos para almacenarlos de forma fácil, rápida y ocupando muy poco espacio. Hay sillas, mesas, escritorios e incluso camas que puedes guardar de este modo.
La falta de espacio no es excusa para tener el hogar bien equipado. Con estas claves, podrás tener todo lo que necesitas sin que los espacios se vean saturados o desorganizados.

 

¿Qué clase de alimentos puedo guardar en el freezer?

alimentos_freezerEs común que muchas veces perdamos algunos alimentos por descomposición o porque simplemente no sabemos qué hacer con ellos, y almacenarlos en el freezer no parece una opción que se nos venga a la mente. Lo cierto es que casi todo se puede guardar en este compartimento del refrigerador, aunque eso sí, cada cosa tiene su tiempo de duración.

Carnes

Las carnes son el alimento que siempre tenemos en la nevera, a veces por meses y meses. Sin embargo, debes saber que a pesar de que es totalmente seguro guardar pollo, pescado, cerdo y vacuno, lo recomendable es que no estén más de 3 meses almacenados, ya que luego de ese periodo se comienzan a descomponer, aun a muy bajas temperaturas.

Frutas y verduras

La mayoría de las frutas puede guardarse en el freezer por su alto contenido de agua y pueden durar hasta 6 meses: incluso puedes almacenar la pulpa lista para luego preparar jugos y batidos. Cuando se trata de verduras debes tener más cuidado, ya que algunas como la palta o los vegetales de hoja verde pueden estropearse.

Masas sin cocer

Las masas sin cocer también tienen una larga duración congeladas, llegando hasta los 6 meses. En especial las masas sin levadura como la de galletas, pizzas, queques, o panes.

Chocolate

El chocolate que en verano se nos derrite y que debido al calor no queremos ni probar, tiene una duración de hasta 8 meses en el congelador. Luego solo debes descongelarlo a temperatura ambiente para consumirlo.

Comidas preparadas

Las comidas ya cocidas tienen una larga duración en el freezer, en especial si tienen carne o legumbres. Aunque es mejor evitar congelar acompañamientos como arroz o fideos, ya que su textura se se verá modificada.
Como puedes ver, siempre que guardes tus alimentos en el congelador en bolsas de plástico o recipientes herméticos, estos durarán bastante y podrás consumirlos sin problema aun después de meses.