Qué hacer cuando se detecta una fuga de gas en el hogar

Las fugas de gas son un riesgo constante en cualquier hogar y a pesar de que se mantengan ciertas precauciones siempre es recomendable recordar algunas medidas de seguridad que pueden evitar accidentes que en casos más graves incluso pueden acabar con la vida de alguien. Por lo mismo, siga estos consejos.

Cuando se detecta una fuga de gas, la seguridad de las personas es lo primero. Por eso se debe considerar que si es difícil respirar o escuchas el
sonido de gas escapando desde la cocina debes salir del lugar. Si estás con otras personas también debes pedirles que te acompañen. No debes encender la luz ni acercarte a la cocina con objetos que puedan generar chispas, llamas o fuego.

Si el olor es muy fuerte y no puedes cerrar la llave o neutralizar el lugar desde donde viene la fuga, utiliza un teléfono desde afuera de tu hogar o pídele a algún vecino que te preste uno para llamar a los bomberos o algún otro servicio de emergencias. Se recomienda no utilizar los smarthphones ya que las baterías de celular tienden a recalentarse y hasta el menor signo de calor puede generar algún tipo de explosión.

Si el olor no es tan fuerte puedes utilizar una mascarilla y tratar de abrir las puertas o ventanas para que el lugar se ventile. Si sabes cómo, también puedes desconectar el suministro de gas de la caja del medidor que se encuentra afuera de tu hogar. Si ingresas a la casa, revisa las manillas de la cocina y ciérralas. Para esto revisa los reguladores de paso y déjalos todos para el mismo lado. Asegúrate de que estén en la posición correcta.

Si cuentas con un servicio de gas natural que viene desde una compañía puedes llamar para que ellos envíen un técnico a tu hogar.
Dependiendo del contrato ellos identificarán el problema y podrán repararlo. Considera que por más pequeñas que sean, las fugas de gas no se arreglarán por si solas. Por eso, lo mejor es contactar a una empresa o a una persona especializada para que arregle tu instalación de gas.

En cocinas más modernas el controlador puede ser electrónico así que presiona el botón de apagado para cerrar el paso de gas de tu hogar.
Muchas de las fugas se deben a que el piloto del calefont queda encendido por descuido. Después de controlar la fuga sería prudente revisarlo periódicamente y verificar si desde ahí sale el olor. Lo importante es mantener tu hogar lo más seguro posible y evitar futuros incidentes.

¿Qué bienes asegurar en el hogar?

Cada bien que adquirimos con esfuerzo merece estar asegurado. No queremos perder lo que con tanto sacrificio hemos conseguido. A veces, también sucede que hemos heredado algo de nuestros antepasados que posee un valor tanto material como sentimental, pero aun así, aunque no volvamos a recuperarlo en caso de incendio o robo, queremos al menos obtener una compensación por esa pérdida. En casos como estos, cuando tenemos objetos valiosos para nosotros, surge la oportunidad de plantearnos la posibilidad de contratar un seguro. Pero, ¿qué bienes debiera asegurar dentro de mi hogar?

Primero que todo, debemos tener en cuenta que para contratar un seguro que cubra pérdidas de bienes en el hogar, éstos deben cumplir con ciertas características, como por ejemplo, ser un objeto tangible, o estar expuesto a perderse por robo o destrucción accidental. Generalmente, las personas contratan este tipo de seguros porque consideran que están propensas a robos o a accidentes de índole natural. Otras simplemente lo hacen para asegurarse de no perder sus objetos valiosos, aunque su barrio no corra peligros de este tipo. En el fondo, uno nunca sabe.

Los bienes que podrían correr riesgo y que deberías asegurar dentro de tu hogar son, por ejemplo, obras de arte (pinturas, esculturas y otros), joyas, vehículos (autos, embarcaciones, etc), la propiedad en sí, así como también objetos de uso cotidiano como televisores, computadores, electrodomésticos y muebles en general. El monto del seguro evidentemente dependerá del precio de lo que asegures, y la cobertura además estará determinada por el tipo de servicio contratado (existen seguros que cubren la totalidad del valor de la pérdida, mientras que hay otros que cubren cierto porcentaje. Esto dependerá de la compañía que uno escoja y sus ofertas).

Podemos asegurar estos objetos de posibles inundaciones, incendios, y otros fenómenos de carácter accidental, así como también de atracos. La idea es que, al contratar un servicio como éste, los bienes en tu hogar queden protegidos, para de esta forma tener la tranquilidad del respaldo que brinda un seguro para el hogar.